Saltar navegador principal

La infancia del profeta José Smith

José Smith estudiando la Biblia
El joven José, futuro fundador de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, buscó respuesta a sus preguntas en la Biblia.

¿Quién era José Smith?

Si sabe algo sobre los mormones, probablemente se pregunte quién comenzó el mormonismo. José Smith, hijo, es quizás mejor conocido como la persona en quien tiene su origen la iglesia mormona, oficialmente conocida como La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Sin embargo, es mucho más que el fundador de una religión. Fue un profeta de Dios que es reverenciado por millones de personas de todo el mundo, a pesar de su origen humilde.

José Smith, hijo, nació el 23 de diciembre de 1805 en Sharon, Vermont, hijo de José Smith, padre, y Lucy Mack Smith. José tuvo dos hermanos mayores, Alvin y Hyrum y una hermana mayor, Sophronia. José también tuvo cinco hermanos más jóvenes que llegaron a la edad adulta, Samuel, William, Katharine, Don Carlos y Lucy. También tuvo dos hermanos más que murieron siendo niños (véase Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: José Smith, 2007, pág. 2).

¿Cómo fue la infancia de José Smith?

La familia Smith experimentó serios reveses económicos cuando José era joven. Esos problemas hicieron que fuera difícil para el padre de José mantener a una familia tan grande. La familia se mudó frecuentemente al intentar José Smith, padre, trabajar como tendero, granjero y comerciante, siempre con poco éxito (véase Matthew S. Holland, “El sendero a Palmyra”, Liahona, junio de 2015, págs. 14–19).

Su madre describe al joven José como un “niño extremadamente callado, muy educado” (Lucy Mack Smith, “Lucy Mack Smith, History, 1845”, pág. 72, josephsmithpapers.org). Sin embargo, José enfrentó sus propios desafíos en su infancia. En 1813, cuando solo tenía siete años, José enfermó gravemente con fiebre tifoidea. La infección se extendió hasta el hueso de la pierna de José y los médicos pensaron que tendrían que amputarla. José se negó a que le amputaran su pierna y su madre rogó a los médicos que no lo hicieran. Los médicos aceptaron intentar quitar la parte del hueso infectado mediante una operación quirúrgica (véase Vivian M. Adams, “Joseph Smith’s Boyhood Surgery: Mercy during a ‘Desperate Siege’”, Ensign, junio de 2013, págs. 66–69).

Incluso siendo tan joven, José demostró mucho valor, amor por sus padres y fe en medio de un espantoso dolor. Para aliviar la agonía de una operación sin anestesia, los médicos le animaron a beber alcohol  y pidieron a sus padres que le ataran a la cama. Su madre recuerda que él replicó: “No... no tomaré ni una gota de alcohol ni dejaré que me aten; pero… le pediré a mi padre que se siente en la cama a mi lado y haré todo lo que haga falta para que me quiten el hueso. Pero madre, te pido que salgas de la habitación; sé que no podrás aguantar verme sufrir... El Señor me ayudará y aguantaré” (Lucy Mack Smith, “Lucy Mack Smith, History, 1844–1845”, libro 3, págs. 1–2, josephsmithpapers.org, puntuación actualizada). La infección curó con éxito, pero después de la operación José caminó con muletas varios años y tuvo una ligera cojera el resto de su vida (véase Enseñanzas: José Smith, pág. 2).

El joven José Smith enseñaba a su familia en cuanto a las cosas que recibía del Señor.
El joven José siempre compartía con su familia el conocimiento que recibía del Señor mientras se preparaba para llevar a cabo la obra de la restauración de la Iglesia de Jesucristo.

¿En qué se convirtió José Smith?

En 1816, José Smith, padre, se mudó  con su familia a Palmyra, Nueva York, donde una vez más intentó dedicarse a la agricultura (véase Holland, “The Path to Palmyra”, págs. 27–28). El entonces adolescente José Smith, hijo, y sus hermanos trabajaron para ayudar a su padre en la granja y no recibieron mucha educación académica formal. Sin embargo, leían a menudo la Biblia en familia (véase “José Smith y la Restauración”, Sala de Prensa Mormona). Cuando tenía unos quince años de edad comenzó a preguntarse a qué iglesia debía unirse, y buscó la respuesta en la Biblia (véase José Smith—Historia 1:7–13).

El estudio de la Biblia llevó a José a orar para saber a qué iglesia debía unirse. En 1820, en respuesta a la oración de José, Dios el Padre y Jesucristo aparecieron a José en una milagrosa visión. Le dijeron a José que no debía unirse a ninguna de las iglesias que en ese momento había sobre la tierra (véase José Smith—Historia 1:18–20). En la actualidad, los mormones consideran esta, la Primera Visión, uno de los acontecimientos fundamentales del mormonismo.

¿Cuándo comenzó José Smith el mormonismo?

José siguió el consejo de Dios y más tarde realizó grandes e importantes obras para el reino de Dios. A los veinticuatro años restauró la Iglesia de Jesucristo en la tierra cuando, bajo la dirección de Dios, organizó La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Los coetáneos de José afirmaron: “José Smith, el Profeta y Vidente del Señor, ha hecho más por la salvación del hombre en este mundo, que cualquier otro que ha vivido en él, exceptuando solo a Jesús” (véase D. y C. 135:3).

¿Cómo puedo aprender más?

José Smith fue algo más que el fundador de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Fue un profeta de Dios, cuyos logros tan joven son milagrosos. Para aprender más acerca de José Smith, visite mormon.org.