Avanza con Valor: Seminario de Asuntos Públicos

    Elder Franco, Sergio Flores, Cristina Villar y ALberto Fernandez
    De izquierda a derecha, el élder Franco, Setenta de Área; Sergio Flores Godoy, director del Consejo Nacional de Asuntos Públicos y Comunicaciones, durante su intervención; Cristina Villar, de la Comisión Asesora de Libertad Religiosa del Miniserio de Justicia; y Alberto Fernández, director de la Iglesia en España y Representante Legal. Foto por cortesía de Faustino López,

    El pasado 21 de septiembre se celebró en el aula de Instituto de la Manzana del Templo de Madrid el Seminario anual de Asuntos Públicos y Comuncaciones organizado por el departamento de comunicaciones del Áre Europa de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y presidido por el élder Saulo Franco, Setenta de Área, bajo la dirección de Sergio Flores, director del Consejo Nacional de Asuntos Públicos y Comunicaciones.

     

    Se dieron cita treinta y cinco representantes de asuntos públicos de las estacas y distritos de toda España, y tuvo como finalidad ayudar a los líderes del sacerdocio a que logren sus metas al establecer relaciones positivas con los líderes de opinión que no son de su fe pero que podrían incidir en la reputación de la Iglesia, y cuyas acciones e influencia pueden facilitar la labor de la Iglesia en el cumplimiento de su misión.

     

    Las directoras de Asuntos Públicos de las estacas de Cartagena y Elche, Susana Lorente e Irene Moreno respectivamente, presentaron un amplio informe de la ayuda prestada a través del programa de la Iglesia de Manos que Ayudan tras los estragos causados recientemente por la gota fría que golpeó a la región de Murcia y la Comunidad Valenciana, una ayuda que las autoridades agradecieron efusivamente ya que, según afirmó el alcalde de Los Alcázares, excedió sus expectativas y ha permitido a la Iglesia ganar mas respeto y aceptación ante el gobierno local, entre otros organismos oficiales.

     

    El éxito de la convocatoria de este evento se puede medir por algunos comentarios. Uno de los asistentes resaltó: :”Hemos recibido soluciones e ideas prácticas para su inmediata aplicación”. Otro enfatizó hizo hincapié en que, 'después de asistir a este seminario me siento más preparado para servir mejor en mi llamamiento”.

     

    Al concluir el acto, el élder Franco tuvo palabras de elogio y agradecimiento a los asistentes por la magnífica labor que desarrollan localmente por todos sus esfuerzos para sacar a la Iglesia del anonimato y llevarla a la luz del día, y les recordó que somos las manos del Señor aquí en la tierra y que debemos llevar los asuntos públicos a un nivel más santo y elevado.