Los miembros de Elche continúan brindando solidaridad

    Voluntarios junto a residente de la comunidad.

    Debido a los últimos acontecimiento y la estrecha relación que ya se ha desarrollado, el ayuntamiento ha vuelto a llamar los líderes de la Estaca de Elche de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días para pedirles ayuda para los afectados en la ubicación de Casas de la Huerta de Dolores y los convocaron para el pasado 5 de octubre. “Ellos ya saben que pueden contar con nosotros. Están muy agradecidos y así nos lo hacen saber cada vez que vamos” dice Cinthia Peñarrubia, directora de asuntos públicos y comunicaciones de la Estaca de Elche.

     

    Después de que el ayuntamiento los contactó el día anterior por la tarde, en breves minutos obtuvieron la confirmación de casi 50 hermanos y hermanas de la Iglesia dispuestos a brindarles una mano. El compañero de trabajo de uno de los miembros de la Iglesia pidió acompañarlos, junto a su esposa, para ver el servicio que habían hecho los miembros de la Iglesia de Jesucristo en las semanas anteriores. 

     

    Una vecina del pueblo les pidió un chaleco de Manos que Ayudan para unirse al servicio. Incluso ha puesto su furgoneta a disposición para llevar a los miembros voluntarios a las afueras hacia las casas afectadas. Las personas en esta localización ya conocen a los miembros de la Iglesia de Jesucristo y saben quiénes son.

     

    El Presidente de Estaca, Samuel López, ha hablado con la concejala encargada de los Servicios Sociales de dicha localidad y le ha invitado a la conferencia de estaca que tendrá lugar próximamente.


    Ellos ya saben que pueden contar con nosotros. Están muy agradecidos y así nos lo hacen saber cada vez que vamos