¿Cómo fortalecer a mi familia?

    Padre, made e hijos caminando al lado de la playa.

    Todos pertenecemos a una familia. Es en el hogar donde uno experimenta las primeras lecciones de vida. En La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se enseña que las familias pueden ser eternas y se defiende su importancia. La familia es central en el plan de felicidad que nuestro Padre Celestial creó para nosotros, sus hijos. Por eso, a pesar de las dificultades que se encuentran en los hogares y en el mundo, Él nos ha proveído con herramientas para fortalecer los lazos familiares. Considera las siguientes maneras para fortalecer a tu familia:

    Convertir nuestros hogares en lugares seguros

    Un hogar seguro es aquel en que todos sientan amor y aceptación a pesar de sus imperfecciones o diferencias. Es importante que los hijos sientan seguridad al hablar con sus padres , y también los cónyuges entre ellos mismos, tanto de sus logros como de sus problemas sin sentirse amenazados por posibles regaños u otras respuestas reprensivas .

    La ira rompe la seguridad de un hogar. El Presidente Joseph F. Smith enseñó:

    “Cuando les hablen, no lo hagan con ira ni ásperamente con un espíritu de reproche. Háblenles con bondad… lloren con ellos si fuere necesario… Suavicen el corazón de sus hijos; traten de enternecerlos. No utilicen el látigo ni la violencia, sino más bien… razonen con ellos con persuasión y con amor sincero””

    Para más tips sobre como controlar la ira, visita Cómo Vencer el Enojo.

    Pasar tiempo de calidad juntos

    Tiempo como matrimonio

    Si su tiempo se ve consumido por muchas actividades, junto a su cónyuge busquen la manera de pasar más tiempo juntos. No subestimen el fortalecimiento que se recibe de pasar tiempo con sus cónyuges. En la guía para fortalecer a los matrimonios se indica que “la razón principal de que la atracción disminuya es que descuidan precisamente aquellos aspectos que la hicieron surgir y aumentar en primer lugar: la amistad y la diversión”. Por ello, pasen tiempo juntos, diviértanse, y no piensen en los problemas durantes estas horas.

    Pareja en la playa

    También procuren que sus conversaciones sean significativas y edificantes. Aprenda del especialista matrimonial, el Dr. Douglas E. Brinley, sobre cómo comunicarse eficazmente con su cónyuge.

    Tiempo con sus hijos

    Padres, asegúrense de pasar tiempo individual con cada uno de sus hijos. Permitan que ellos “escojan la actividad y el tema de conversación”. Al mostrar este reconocimiento y respeto hacia los intereses de sus hijos, les ayudará a desarrollar más confianza entre ustedes y ellos mismos. No te pierdas de los tips que indican cómo aumentar la confianza.

    El trabajo y la autosuficiencia

    El aprender a trabajar se empieza en el hogar. A veces es más fácil para los padres cumplir el trabajo ellos mismos. Sin embargo, permitir que los hijos cumplan con trabajos requeridos en y para el hogar, les ayudará a desarrollar autodisciplina y autoestima. Jóvenes, sean responsables con sus trabajos escolares y del hogar, llamamientos de la Iglesia, y no permitan que la ociosidad les robe su preciado tesoro, el tiempo. Aprende más sobre cómo usar tus talentos y aprovechar tu tiempo.

    Padres e hijo adolescente en la cocina

    Convertir nuestros hogares en santuarios de fe

    La clave para el fortalecimiento de las familias es tener el Espīritu Santo en los hogares. Los hogares deben ser el lugar principal para aprender el Evangelio de Jesucristo. Orar y estudiar las escrituras en familia les ayudará a tener la compañía constante del Espíritu Santo.

     

    Tengas noches de hogar semanalmente. Este es un excelente momento en el que pueden todos juntos participar de actividades divertidas, aprender principios edificantes, y crear recuerdos gratos que fortalecerán su relación familiar. Repasen los discursos de la conferencia general, canten himnos y canciones, vean juntos los vídeos inspiradores otorgados por la Iglesia, y dediquen tiempo a compartir sus testimonios.

     

    “Orad al Padre en vuestras familias, siempre en mi nombre, para que sean bendecidos vuestras esposas y vuestros hijos.”

    3Nefi 18:21

    Padre, madre e hijos reunidos en la sala

    Al comprender la importancia de las familias en el plan de felicidad, también entendemos el porqué es 'nuestro deber sagrado como miembros de la Iglesia” fortalecer a las familias.  

     

    Al leer este artículo, quizá te hayan venido ideas de qué hacer para ayudar en tu familia. Considera tus ideas y estas sugerencias para lograr una unión más fuerte con tu familia.