Saltar navegador principal

La Rama Zaragoza II se convierte en barrio

Obispado del nuevo barrio de la Iglesia en Zaragoza
En el centro, el obispo Nicolás Robles Ruiz; a su derecha, Gary Estrada López, primer consejero; a su izquierda, Juan Miguel Guevara Mañas, segundo consejero..

El lunes 3 de julio de 2017, los Santos de los Últimos Días en Zaragoza celebraron —simbólicamente en su corazón— el 40º aniversario de presencia institucional en Aragón, con la organización de la primera rama en el año 1977 en el zaragozano barrio de San José. El local de aquella primera congregación estaba ubicado entre las calles María Moliner y Lausana número 4, siendo Luis Tortosa Jiménez el primer presidente y Antonio Benítez Reyes su primer consejero. La primera familia bautizada fue la familia Carnicer, integrada por Pedro y Pilar, con sus hijos muy pequeños Alberto y Daniel; con el paso de los años llegaría a la familia Noemi. Posteriormente se bautizó José Aladrén Pérez.

El 13 de febrero de 1982, tal como fue recogido en Heraldo de Aragón del 27 de enero de 1982, fue inaugurado un nuevo centro de reuniones en la calle Nuestra Señora de Sancho Abarca, 4, un local en propiedad a unos trescientos metros del anterior.

Cuarenta años después ha tenido lugar otro importante hito en la historia de la Iglesia en nuestra región: el pasado domingo 9 de julio, la Rama Zaragoza II pasó a ser el Barrio Zaragoza II. Con la organización de esta nueva unidad, Zaragoza cuenta ya con dos barrios integrados en la estaca de Lleida.

Las unidades administrativas inferiores de la Iglesia son los barrios y las ramas. Los primeros se constituyen cuando en un área geográfica existen más de ciento cincuenta miembros registrados, y las segundas cuando una congregación local está integrada por entre cuatro y ciento cincuenta miembros registrados (abarca un área geográfica más amplia que el barrio aunque con menos miembros).

En La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días al líder laico de un barrio se le llama obispo; es una persona que no recibe formación religiosa formal ni remuneración por su servicio. Se trata de un miembro de la congregación al que se ha pedido que sirva voluntariamente en ese puesto con deberes similares a los de un pastor, un sacerdote o un rabino. Para ayudarle en sus tareas, cuenta con otros dos hombres que son designados sus consejeros. El obispado supervisa las necesidades espirituales de los miembros de su barrio. En esta ocasión ha sido llamado como obispo del nuevo Barrio Zaragoza II el hermano Nicolás Robles Ruiz.

Los integrantes de una congregación asisten juntos a las reuniones los domingos y realizan actividades entre semana. Un barrio es una comunidad donde los mormones entablan amistades y se apoyan mutuamente en su esfuerzo por seguir y adorar a Jesucristo. Todos son bienvenidos a asistir a los servicios de adoración dominicales.

Varios barrios conforman una estaca, lo que es similar a una diócesis católica; su líder es el presidente de estaca. En regiones donde hay menos miembros de la Iglesia, los Santos de los Últimos Días están organizados en distritos y ramas en lugar de estacas y barrios. Al líder laico de una rama se le llama el presidente de rama.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es una religión mundial centrada en Cristo y la familia, y su misión es predicar el evangelio de Jesucristo, servir a las personas y mejorar sus vidas. Actualmente cuenta con cerca de dieciséis millones de miembros por todo el mundo, de los que más de 55.000 viven en España. En Aragón, el número de miembros asciende a unas seiscientas personas.

Los misioneros llegaron a Huesca en enero de 1987 y recientemente se abrió una pequeña comunidad de fieles en Teruel capital.

La Iglesia en Zaragoza tiene su sede y centro de reuniones en la calle Jesús Gracia 1, Vadorrey, cuya inauguración se celebró el 16 de julio del año 2000.