La Iglesia ya tiene un Vocal con voz y voto en el Pleno de la Comisión Asesora de Libertad Religiosa

De izquierda a derecha: Javier Herrera García-Canturri, Director General de Cooperación Jurídica Internacional y Relaciones con las Confesiones, Jaime Rossell Granados, que es el Subdirector General de Relaciones con las Confesiones, Faustino López Requena, Vocal de la CALR en representación de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, Ricardo García García, Vicerrector General de la Universidad Católica de Valencia, anterior Subdirector General).

Con fecha 30 de noviembre de 2016, el Ministro de Justicia convocó a los miembros de la Comisión Asesora de Libertad Religiosa (CALR) a la reunión del Pleno, que se celebraría el 21 de diciembre, en la sede del Ministerio.
La CALR es el órgano consultivo y asesor del Gobierno y de las Administraciones Públicas en los asuntos relacionados con la libertad religiosa y su aplicación; tiene como objeto “el estudio, seguimiento, informe y la realización de propuestas de todas aquellas materias relacionadas con el desarrollo, impulso y promoción efectiva del derecho de libertad religiosa”.

Y con ese propósito nos reunimos los miembros de la Comisión en la Biblioteca del Ministerio de Justicia, el miércoles 21 de diciembre de 2016. El presidente de la Comisión es el Ministro de Justicia, Rafael Catalá Polo, que dirigió toda la reunión. Le acompañaba Javier Herrera García-Canturri, Director General de Cooperación Jurídica Internacional y Relaciones con las Confesiones, que es el Vicepresidente.

También estaba presente Jaime Rossell Granados, que es el Subdirector General de Relaciones con las Confesiones, y la persona con quien los grupos religiosos trabajamos directamente. La Comisión está formada también por los Vocales que representan a la Administración (Vicepresidencia del Gobierno; los ministerios de Asuntos Exteriores, Hacienda y función Pública, Interior, Educación, Cultura y Deporte, Empleo y Seguridad Social, Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad), los Vocales que representan a los grupos religiosos (La Iglesia Católica, la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España, la Federación de Comunidades Judías de España, la Comisión Islámica de España, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, la Federación de Comunidades Budistas de España y la Iglesia Ortodoxa de España), los Vocales de reconocida competencia en materia de libertad religiosa, que son abogados y profesores universitarios, y un representante de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Uno de los puntos principales de la Agenda fue la presentación del “Informe anual sobre la situación de la libertad religiosa en España 2015”, que es el segundo que publica el Ministerio de Justicia. El ministro Catalá habló del deseo del Ministerio de asegurar la participación de los diferentes grupos religiosos en la elaboración de estos informes anuales, recogiendo las propuestas de la CALR.

Este informe hace un reconocimiento de las Confesiones que tienen un Acuerdo con el Estado Español (Católicos, Evangélicos, Judíos y Musulmanes), y de las Confesiones que tienen reconocido el notorio arraigo, pero sin Acuerdo de cooperación (Iglesia de Jesucristo de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, Testigos Cristianos de Jehová, Budistas y la Iglesia Ortodoxa), y hace un breve resumen de la historia de estas Confesiones y del número de sus feligreses.

Parte importante del Informe es el que trata las “Mejoras normativas y de gestión”, en el que se presentan, entre otros asuntos legales, los Reales Decretos sobre la regulación del notorio arraigo de las confesiones religiosas en España, y el que regula el Registro de Entidades Religiosas (RER), ambos muy importantes para la Iglesia. Así como la llamada Regulación en la Ley 15/2015, de 2 de julio, de la Jurisdicción Voluntaria (BOE de 3 de julio de 2015), del matrimonio celebrado en forma religiosa, que reconoce el derecho a celebrar matrimonio religioso con efectos civiles a las confesiones que tienen reconocido el notorio arraigo en España (la Iglesia lo tiene desde 2003). Este derecho lo tenían sólo católicos, evangélicos, judíos y musulmanes, pero a partir de julio de 2015, este derecho lo tienen también mormones, testigos de Jehová, budistas y ortodoxos.

Precisamente, cuando llegué al Ministerio de Justicia para asistir al Pleno de la CALR, saludé a Jaime Rossell, Subdirector General de Relaciones con las Confesiones, y me dijo, “Testigos de Jehová y budistas ya están efectuando casamientos, ¿por qué vosotros no habéis empezado aún?”. No supe qué responder.

Javier Herrera y Jaime Rossell, Director y subdirector de Relaciones con las Confesiones, respectivamente, me dijeron que la Secretaria de Estado de Justicia no ha olvidado su deseo de visitar la Manzana del Templo de Madrid, y que pronto fijaremos una fecha para la visita.

Fue muy agradable hablar antes y después de la reunión del Pleno con los buenos amigos que tengo en la Comisión, algunos de ellos de varios años ya: Silverio Nieto (Iglesia Católica), Mariano Blázquez (FEREDE), Riay Tatari (Comisión Islámica), Luis Morente (Federación Budista), Demetrio Sáez (Iglesia Ortodoxa)… En este tipo de reuniones se aprende mucho a respetar al otro, y a aceptar la diversidad como riqueza, no como problema.