Saltar navegador principal

Los mormones donan sangre por duodécimo año consecutivo

Miembros de la Iglesia de Logroño a las puertas del centro donde acudieron a donar sangre.
Miembros de la Iglesia donando sangre en Logroño. Foto cedida por Javier Gómez, DAP de la Estaca Vitoria.

El proyecto de “Manos Mormonas que Ayudan” de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se puso en marcha el pasado 10 de junio de 2017 con un impresionante ejercito de voluntarios que estuvieron prestos a concurrir a los diferentes centros de donación de sangre establecidos por la Iglesia, usando el característico chaleco amarillo.

Desde muy temprano los Santos de los Últimos Días, con sus familiares y amigos, acudieron al llamado de sus líderes a donar sangre. Eran tales las filas que se formaron en algunos puntos que, al cierre de la donación, hubo algunos centros de recolección en los que varios miembros de la Iglesia no alcanzaron a ser evaluados para ser parte de los miles de donantes de sangre de este año.

Se informó además que es el duodécimo año consecutivo que la Iglesia realiza esta campaña de donación con un promedio anual de más de 3.000 miembros de la Iglesia voluntarios y más de 3.000 unidades anuales de sangre recolectadas.

El lema de la campaña de este año era: “Únete para salvar vidas” y, gracias al esfuerzo solidario de tantos héroes anónimos, hará posible que se salven miles de vidas y ayudarán a mejorar la salud de muchos enfermos y accidentados.

“... cuando os halláis al servicio de vuestros semejantes, solo estáis en el servicio de vuestro Dios” (Mosiah 2:17). Este es el fundamento de nuestra doctrina y del programa de Manos Mormonas que Ayudan: La bendición de servir al prójimo y edificar el reino de Dios.

Miembros de la Iglesia SUD donaron sangre en Logroño.
Grupo de miembros que donaron sangre en Zaragoza. Foto cedida por Sergio Flores, director del CNAPyC